Fotografía urbana en la colorida Asunción

Asunción, capital de la República del Paraguay, caracterizada por sus paredes coloridas, sus rieles olvidados asomándose tímidamente en el asfalto, sus llamativas ventanas y puertas de todas las formas, tamaños y texturas, cables atrevidos que se cruzan en plena avenida, edificios alegres y orgullosos exponiendo su estilo arquitectónico tan emblemático que parecen ser sobrevivientes de un siglo pasado que se puede revivir al caminar en sus calles. Esa particular combinación de factores, consiguen que su explorador se transporte momentáneamente a una ciudad de hace 100 años atrás.

En ocasiones, parece bombardeada por las veredas despedazadas y en otras, es bendecida con una marea verde de árboles, flores rosadas de Tajý y un cielo azul testigo de su belleza.

Estancada en el tiempo y el espacio, bella como ninguna otra, olvidada, recordada, testigo de barbaridades y cómplice silenciosa en un día soleado, odiada y amada, como sea, a mí me gusta.

 

Dejá un comentario

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *