Amor propio

Creo firmemente que el amor es lo más hermoso del mundo y me gusta pensar que cuando es verdadero, es muy poderoso y puede lograr cosas inimaginables. Pero también considero que el amor te puede hacer tanto feliz, como miserable, dependiendo de a quién ames. Cuando es recíproco, es un regalo, un tesoro. Imaginate: De siete mil millones de personas en el mundo, esa persona te ama y elige a vos. Sin embargo, cuando el amor no es correspondido es doloroso, triste y deprimente. Lo peor es que no se puede decidir dejar de querer a alguien en un momento determinado. Dejar ir a alguien a quién amás, es una cuestión mucho más compleja que no se limita a la voluntad de uno mismo.

Y ahí es cuando entra en juego el “amor propio”. El más importante de todos los tipos de amor. Porque sí, existen varios tipos de amor, pero éste, es el único que permanece contigo hasta el fin.

Escrito en una nota olvidada en un smartphone el 04/03/17.

Dejá un comentario

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *